Servicios Públicos de Empleo y Red Eures

Autor:Víctor Santa-Bárbara Rupérez
 
EXTRACTO GRATUITO

El Sistema Nacional de Empleo, no es más que un conjunto de estructuras, medidas y acciones necesarias para promover y desarrollar la política de empleo que tiene como finalidad el desarrollo de programas y medidas tendentes a la consecución del pleno empleo.

Dicho sistema está integrado por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) (Servicio Público de Empleo Estatal) y los servicios públicos de las Comunidades Autónomas. Sus instrumentos son el Plan nacional de acción para el empleo, el Programa anual de trabajo del Sistema Nacional de Empleo y el Sistema de información de los Servicios Públicos de Empleo. Se articula también la participación de las organizaciones empresariales y sindicales más representativas en dicho sistema, en la búsqueda de mayores garantías de cohesión y éxito del Sistema destinado en gran medida a la intermediación laboral como instrumento básico de la política de empleo.

A continuación se hará referencia a los Servicios Públicos de Empleo y a la Red Eures.

Contenido
  • 1 Ofertas y demandas de empleo
  • 2 Catálogo de Servicios de los Servicios Públicos de Empleo
  • 3 Red EURES (European Employment Services)
  • 4 Normativa destacada
  • 5 Ver también
  • 6 Recursos adicionales
    • 6.1 En doctrina
    • 6.2 En dosieres legislativos
  • 7 Legislación básica
  • 8 Legislación citada
  • 9 Jurisprudencia citada
Ofertas y demandas de empleo

Para proceder a contratar, las empresas no han de solicitar necesariamente del SEPE (servicio público de empleo) los trabajadores que precisen, pero éstos (los trabajadores ) siguen afectos de la obligación de inscribirse, y mantener la inscripción como demandantes de empleo en las Oficinas de Empleo Públicas o Agencias de Colocación autorizadas en tanto que pretendan solicitar y lucrar prestaciones y subsidios ( art. 41 de la Real Decreto Legislativo 3/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Empleo ).

Las ofertas de empleo constituyen las comunicaciones por las cuales las empresas recaban de las Oficinas de Empleo, las Agencias de Colocación o las Empresas de Trabajo Temporal (que también pueden actuar como Agencias de Colocación cuando cumplan determinados requisitos establecidos por la Real Decreto Legislativo 3/2015, de 23 de octubre ) los trabajadores registrados como demandantes de empleo a los fines de cubrir los puestos de trabajo que tengan vacantes.

Tales ofertas pueden ser nominativas cuando además de la descripción del puesto de trabajo a cubrir se informa a la oficina que se requiere para ello a determinado trabajador registrado como demandante de empleo en el SEPE estatal o de la respectiva Comunidad Autónoma.

También pueden ser genéricas cuando la empresa comunica la existencia de una vacante que desea cubrir con un trabajador de determinado perfil profesional y a través de determinada modalidad contractual pero sin identificar a trabajador alguno. La Oficina de Empleo o Agencia de Colocación procede a dirigir a la empresa a los demandantes de empleo que estima cubren las condiciones señaladas en la oferta y el empresario procede a la selección de entre tales demandantes de empleo que le son propuestos.

La demanda de empleo no es más que la solicitud de un puesto de trabajo que realiza un trabajador, desempleado o no, ante una Oficina de Empleo de los Servicios Públicos de Empleo, Agencia de Colocación , Empresa de Trabajo Temporal , la Red de Servicios Europeos de Empleo (EURES) o en el Registro de Demandantes de Empleo en el Exterior.

Aunque la libertad de la persona que busca empleo no sea absolutamente completa para acudir al sistema público (servicios públicos de empleo) o al privado ( agencias de colocación y ETT’s ), ya que –como se ha dicho antes– a los solicitantes y perceptores de prestaciones públicas de desempleo (prestación o subsidio) se les impone como principal la obligación de inscribirse y mantenerse registrados en los servicios públicos como «demandante de empleo» (requisito que en algunos casos cumplimentará la propia agencia de colocación, cuyos servicios hayan sido requeridos por el particular), lo cierto es que hoy, tras la entrada en vigor del Real Decreto 1796/2010, de 30 de diciembre, por el que se regulan las agencias de colocación , y que permite el ánimo de lucro en estas entidades, nuestros mecanismos y vías de acceso al mercado de trabajo son plenamente homologables a los de los países de nuestro entorno en la Unión Europea.

En este contexto, la intermediación en el mercado de trabajo se configura como un servicio de carácter público, con independencia de los agentes que la realizan, que además de incrementar las posibilidades de colocación de las personas trabajadoras en desempleo, pretende configurar un mercado de trabajo cada vez más equilibrado que subsane las disfunciones que impiden la adecuada casación entre ofertas y demandas de empleo.

Demandantes de empleo. Los demandantes de empleo inscritos en una Oficina de Empleo de los Servicios Públicos de Empleo deberán cumplir con las siguientes exigencias para ser considerados demandantes de empleo:

  • Cumplir con la obligación de presentación en la Oficina de Empleo cuando sean requeridos para ello.
  • Renovar periódicamente la demanda en las fechas que previamente se les indiquen.
  • Comunicar el resultado de la entrevista realizada con la/s empresa/s a las que se les haya dirigido.
  • Comunicar las modificaciones y variaciones que puedan darse en sus condiciones y características...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA