Regímenes especiales de la Seguridad Social

 
EXTRACTO GRATUITO

A continuación, se desarrollan los siguientes supuestos encuadrados como regímenes especiales de la Seguridad Social:

  • Régimen Especial de Trabajadores Autónomos o por cuenta propia
  • Régimen Especial de la Minería del Carbón
  • Régimen Especial de los Trabajadores del Mar

Contenido
  • 1 Régimen Especial de Trabajadores Autónomos
    • 1.1 Campo de aplicación del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos
  • 2 Régimen Especial de la Minería del Carbón
    • 2.1 Campo de aplicación del régimen especial de la Minería y el Carbón
  • 3 Régimen Especial de los Trabajadores del Mar
    • 3.1 Campo de aplicación del Régimen especial de los Trabajadores del Mar
  • 4 Recursos adicionales
  • 5 Legislación básica
    • 5.1 En dosieres legislativos
  • 6 Legislación citada
  • 7 Jurisprudencia citada
Régimen Especial de Trabajadores Autónomos

Se entiende por trabajador autónomo o por cuenta propia, mayores de 18 años, que de forma habitual, personal y directa, realizan una actividad económica a título lucrativo, sin sujeción a contrato de trabajo y aunque utilicen el servicio remunerado de otras personas.

Campo de aplicación del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos

Se incluyen dentro del Régimen Especial de Trabajadores autónomos los siguientes:

1. Se presumirá, salvo prueba en contrario, que es trabajador autónomo, todo titular de un establecimiento abierto al público como propietario, arrendatario, usufructuario u otro concepto análogo. No rompe la presunción el hecho de que el titular del negocio sea, a su vez, trabajador por cuenta ajena (STS contencioso administrativo 20 de diciembre de 1996 [j 1]; contencioso-administrativo 24 de septiembre de 1999 [j 2]). Pero ha de quedar acreditada dicha titularidad por datos o elementos obrantes en el expediente administrativo, porque no puede darse prevalencia, por sí solo, al hecho de estar de alta en licencia fiscal.

2. También incluye al cónyuge y a los parientes hasta el segundo grado inclusive por consanguinidad, afinidad y adopción que colaboren con el trabajador autónomo de forma personal, habitual y directa, no tengan la condición de asalariados y reúnan las condiciones necesarias.

3. Los trabajadores autónomos económicamente dependientes.

4. Escritores de libros.

5. Los trabajadores autónomos extranjeros que residan y ejerzan legalmente su actividad en territorio español.

6. Profesionales que ejerzan una actividad por cuenta propia, cuyo ejercicio requiera su incorporación a un Colegio Profesional cuyo colectivo haya sido integrado en este Régimen Especial.

7. Profesionales que ejerzan una actividad por cuenta propia, que requiera la incorporación a un Colegio Profesional cuyo colectivo no hubiera sido integrado en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos. Si el inicio de la actividad por el profesional colegiado se hubiera producido entre el 10 de noviembre de 1995 y el 31 de diciembre de 1998, el alta en el citado Régimen Especial, de no haber sido exigible con anterioridad a esta última fecha, debió solicitarse durante el primer trimestre de 1999 y surtió efectos desde el día primero del mes en que se hubiere formulado la correspondiente solicitud. De no haberse formulado ésta en el mencionado plazo, los efectos de las altas retrasadas serían los reglamentariamente establecidos, fijándose como fecha de inicio de la actividad el 01.01.1999. No obstante lo establecido en los párrafos anteriores, quedan exentos de la obligación de alta en el Régimen Especial de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos los colegiados que opten o hubieren optado por incorporarse a la Mutualidad de Previsión Social que pudiera tener establecida el correspondiente Colegio Profesional, siempre que la citada Mutualidad sea alguna de las constituidas con anterioridad al 10 de noviembre de 1995. Si el interesado, teniendo derecho, no optara por incorporarse a la Mutualidad correspondiente, no podrá ejercitar dicha opción con posterioridad. Constituyen mutualidad alternativa establecida en un colegio profesional, por estar constituida antes del 10-11-1995:

- Previsión Mutua de aparejadores y arquitectos técnicos. Mutualidad de Previsión Social.

- Mutualidad General de Previsión de los gestores administrativos.

- Mutualidad General de la Abogacía.

- Mutualidad General de Previsión de los químicos españoles.

- Mutualidad de Previsión Social de los Procuradores de los Tribunales de España.

- Hermandad Nacional de Previsión Social de arquitectos superiores.

- Mutualidad de Previsión Social de peritos e ingenieros técnicos industriales.

La TSJ Madrid 17 de diciembre de 2013 [j 3] establece que si se cumplen todos los demás requisitos exigidos legalmente para que los profesionales colegiados puedan percibir la pensión de jubilación, compatibilizándola con trabajos que impliquen la afiliación a la mutualidad de un colegio profesional, no es preciso que tengan que causar baja en el RETA.

8. Los socios de sociedades regulares colectivas y los socios colectivos de sociedades comanditarias que reúnan los requisitos legales.

9. Los socios trabajadores de las Cooperativas de Trabajo Asociado, cuando éstas opten por este régimen en sus estatutos. En este caso, la edad mínima de inclusión en el régimen especial es de 16 años.

10. Comuneros o socios de comunidades de bienes y sociedades civiles irregulares.

11. Quienes ejerzan las funciones de dirección y gerencia que conlleve el desempeño del cargo de consejero o administrador, o presten otros servicios para una sociedad mercantil, capitalista, a título lucrativo y de forma habitual, personal y directa, siempre que posean el control efectivo, directo o indirecto de aquélla. Se entenderá, en todo caso, que se produce tal circunstancia, cuando las acciones o participaciones del trabajador supongan, al menos, la mitad del capital social. A efectos de aplicar lo dispuesto anteriormente, se presumirá, salvo prueba en contrario, que el trabajador posee un control efectivo de la sociedad cuando concurra alguna de las siguientes circunstancias:

a) Que al menos la mitad del capital de la sociedad para la que preste sus servicios esté distribuido entre socios con los que conviva y a quienes se encuentre unido por vínculo conyugal o de parentesco por consanguinidad, afinidad o adopción hasta el segundo grado.

b) Que su participación en el capital social sea igual o superior a la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA