Caracterísiticas de la relación laboral especial de los abogados

Autor:Víctor Santa-Bárbara Rupérez
 
EXTRACTO GRATUITO

Se analiza a continuación las características de la relación laboral especial de los abogados; el principio de exclusividad, el pacto de permanencia, el pacto de no competencia post-contractual, la clientela del abogado que presta servicios en un despacho, su régimen disciplinario y los supuestos de suspensión y extinción del contrato de trabajo.

Contenido
  • 1 Régimen de exclusividad en la relación laboral especial de los abogados
    • 1.1 Excepciones al régimen de exclusividad. Actividades compatibles
  • 2 Pacto de permanencia en la relación laboral especial de los abogados
    • 2.1 Duración del pacto de permanencia
    • 2.2 Indemnización por incumplimiento del pacto de permanencia
  • 3 Pacto de no competencia post-contractual en la relación laboral especial de los abogados
    • 3.1 Límites en el pacto de no competencia
  • 4 Clientela aportada por el abogado
  • 5 Régimen Disciplinario de la relación laboral especial de los abogados
  • 6 Suspensión del contrato de trabajo especial de los abogados
  • 7 Extinción del contrato de trabajo especial de los abogados
    • 7.1 Extinción del contrato por voluntad del abogado
    • 7.2 Extinción del contrato por voluntad del titular del despacho
  • 8 Normativa destacada
  • 9 Jurisprudencia relevante
  • 10 Ver también
  • 11 Recursos adicionales
    • 11.1 En formularios
    • 11.2 En doctrina
  • 12 Legislación básica
  • 13 Legislación citada
  • 14 Jurisprudencia citada
Régimen de exclusividad en la relación laboral especial de los abogados

El principio general que rige en esta materia es el de que los abogados prestarán sus servicios a los despachos en régimen de dedicación exclusiva, salvo que el contrato de trabajo concertado lo sea a tiempo parcial o que la no exclusividad se haya pactado expresamente en el contrato.

Así, cuando los abogados presten sus servicios profesionales para un único despacho en régimen de exclusividad:

  • No podrán ejercer la profesión de abogado por cuenta propia ni podrán celebrar otros contratos de trabajo con otros despachos o con otras entidades, públicas o privadas, para ejercer la profesión de abogado y, si así se hubiera pactado, para ejercer cualquier otra actividad profesional.
  • Existe obligación para el despacho de retribuir y compensar adecuadamente por la exclusividad, compensación que se determinará en el convenio colectivo o, en su caso, en el contrato de trabajo.
Excepciones al régimen de exclusividad. Actividades compatibles
  • En todo caso, será compatible con el régimen de exclusividad pactado con el despacho, la prestación de asistencia letrada y defensa jurídica derivada del turno de oficio o la que afecte a determinados familiares (cónyuge y demás familiares por consanguinidad o afinidad hasta el segundo grado inclusive, y en su caso por adopción), u otras obligaciones que por imperativo legal debieran realizar los abogados.
  • Asimismo será compatible con el indicado régimen, la realización de actividades compatibles con la abogacía y complementarias de ésta tales como las docentes, las representativas u otras de similar naturaleza. Si bien, en estos casos, habrá de preverse y determinarse las condiciones bien en los convenios colectivos o, en su caso, en el contrato de trabajo.
  • Los abogados que prestan servicios profesionales en los despachos podrán asesorar o defender a sus propios clientes y cobrar los honorarios directamente de los mismos cuando así se hubiera pactado expresamente en el contrato de trabajo, en el que se establecerán las condiciones en que se compatibilizarán las actividades por cuenta ajena y por cuenta propia.

En todo caso, la compatibilidad de las indicadas actividades no puede dar lugar a conflictos de intereses o interferir el cumplimiento de las obligaciones asumidas con el despacho.

Pacto de permanencia en la relación laboral especial de los abogados

El compromiso de un determinado tiempo de vinculación y permanencia del Abogado en el despacho, conforme al Apartado 4 del Art. 21 del Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores (TRLET) , habrá de ser expreso y objeto de pacto entre las partes, requiriéndose para su validez y eficacia que, en función de lo previsto en el convenio colectivo o en el propio contrato de trabajo, el Abogado/a vaya a recibir, reciba o efectivamente haya recibido con cargo al despacho una formación o especialización profesional durante un cierto tiempo.

Duración del pacto de permanencia

El pacto de permanencia no podrá tener una duración superior a dos años, se formalizará siempre por escrito (y sólo será válido cuando concurran los requisitos que se establezcan en el convenio colectivo o en su caso, en el contrato de trabajo).

Indemnización por incumplimiento del pacto de permanencia

Si el abogado abandona el despacho antes de terminar el plazo pactado de permanencia, el despacho tendrá derecho a la indemnización de daños y perjuicios que se hubiera pactado en el convenio colectivo o en el contrato de trabajo. Tal indemnización en ningún caso podrá ser superior a los gastos que hubiera soportado el despacho como consecuencia de la formación o especialización brindada al abogado/a.

Pacto de no competencia post-contractual en la relación laboral especial de los abogados

Habrá de ser expreso y contemplado en el contrato para que resulte válido, puesto que a tenor de lo dispuesto en el Art. 12, Real Decreto 1331/2006, de 17 de noviembre , las partes podrán acordar el pacto de no competencia post-contractual cuya regulación se remite a la norma general del apartado 2 del art. 21 de la TRLET .

Límites en el pacto de no competencia

En dicho pacto se podrán establecer restricciones o limitaciones respecto a futuras actuaciones de los abogados en relación con los clientes del despacho, o con asuntos en que hubieran intervenido durante su relación contractual.

No podrá limitarse la actividad post-contractual del abogado/a respecto de los clientes que el abogado/a hubiese aportado al despacho al inicio de la relación laboral, salvo pacto expreso en contrario.

Además, la no competencia post-contractual que se establezca no podrá operar ni actuar como limitación general del ejercicio de la profesión de abogado ni como limitación para actuar en los campos o especialidades del derecho a que se dedique el despacho.

Tales limitaciones pues, pueden afectar parcialmente y en función de lo pactado, a clientes y asuntos, pero no al marco general del ejercicio profesional ni a los diversos campos o especialidades profesionales que puedan darse en el ejercicio profesional de la abogacía.

Duración. En todo caso, el pacto de no competencia después de extinguido el contrato de trabajo no podrá exceder de un período máximo de dos años desde la finalización del contrato y sólo será válido si se pacta una indemnización adecuada para compensar económicamente las restricciones o limitaciones que se le impondrán a los abogados en el ejercicio de su profesión, incluidas las que se puedan establecer en relación con los clientes aportados al despacho al inicio de la relación laboral.

Clientela aportada por el abogado

...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA