Enfermedad profesional

 
EXTRACTO GRATUITO

El artículo 157 del Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social. establece el concepto de enfermedad profesional, como la contraída a consecuencia del trabajo ejecutado por cuenta ajena en las actividades que se especifiquen en el cuadro EP aprobado por Real Decreto 1299/2006, de 10 de noviembre, por el que se aprueba el cuadro de enfermedades profesionales en el sistema de la Seguridad Social y se establecen criterios para su notificación y registro , siempre y cuando esté provocada por la acción de los elementos o sustancias que en dicho cuadro se indiquen para cada enfermedad profesional.

Contenido
  • 1 Cuadro de enfermedades profesionales
  • 2 Reconocimientos médicos
  • 3 Traslado del puesto de trabajo por enfermedad profesional
  • 4 Sistema de notificación de enfermedades profesionales
  • 5 Recursos adicionales
    • 5.1 En formularios
    • 5.2 En doctrina
  • 6 Legislación básica
  • 7 Legislación citada
  • 8 Jurisprudencia citada
Cuadro de enfermedades profesionales

El cuadro de enfermedades profesionales se estructura de acuerdo con los siguientes grupos (Anexo 1 del Real Decreto 1299/2006, de 10 de noviembre ):

Grupo 1: Enfermedades profesionales causadas por agentes químicos.

Grupo 2: Enfermedades profesionales causadas por agentes físicos.

Grupo 3: Enfermedades profesionales causadas por agentes biológicos.

Grupo 4: Enfermedades profesionales causadas por inhalación de sustancias y agentes no comprendidas en otros apartados.

Grupo 5: Enfermedades profesionales de la piel causadas por sustancias y agentes no comprendidos en alguno de los otros apartados.

Grupo 6: Enfermedades profesionales causadas por agentes carcinogénicos.

Se incluye también una lista complementaria de enfermedades (anexo 2 del Real Decreto 1299/2006, de 10 de noviembre ) cuyo origen profesional se sospecha, y cuya inclusión en el anexo 1 podría contemplarse en el futuro.

Las enfermedades contraídas con motivo de la realización del trabajo no incluidas en el cuadro de Enfermedades profesionales tendrán la consideración de Accidente de Trabajo.

La Sentencia del TSJ de Castilla-La Mancha nº 1257/2016, Sala Social, de 5 de octubre de 2016 [j 1] en el supuesto de una trabajadora que sufre asma intrínseco, concluye que no se trata de enfermedad profesional, dado que no se consideran dentro de esta categoría las que teniendo un origen común impidan o dificulten el desempeño de la actividad laboral al entrar en relación con circunstancias específicas del puesto de trabajo.

Reconocimientos médicos

Todas las empresas que hayan de cubrir puestos de trabajo con riesgo de enfermedades profesionales están obligadas a practicar ( Artículo 243 Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social ):

  • Un reconocimiento médico previo a la admisión de los trabajadores que hayan de ocupar dichos puestos de trabajo;
  • Reconocimientos periódicos, según determine el MESS para cada tipo de enfermedad.

Las empresas no pueden contratar trabajadores que no hubieran sido declarados aptos en el reconocimiento ni permitir la continuación en un puesto de trabajo a aquellos trabajadores a los que se hubiese detectado alguna ineptitud en los reconocimientos periódicos.

El incumplimiento por parte de las empresas de la realización de los reconocimientos médicos obligatorios, a los trabajadores, constituye una infracción grave en materia de seguridad e higiene y salud laborales. Además, dicho incumplimiento convierte a las empresas en responsables directas de todas las prestaciones derivadas de enfermedad profesional (TSJ País Vasco 24-2-04 [j 2]), incluyéndose el recargo de prestaciones económicas de un 30% a un 50%.

Los reconocimientos médicos son a cargo de las empresas y obligatorios y gratuitos para los trabajadores, quienes tienen derecho al abono de los gastos que ello pueda ocasionar y, en su caso, al salario que dejen de ganar.

Si como consecuencia de los reconocimientos médicos se descubre algún síntoma de enfermedad profesional que no constituya incapacidad temporal , pero que cambiando al trabajador de puesto de trabajo se pueda...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA