Término del contrato de trabajo. Cumplimiento del plazo establecido

Autor:Víctor Santa-Bárbara Rupérez
 
EXTRACTO GRATUITO

El hecho o circunstancia natural que determina el término de los contratos de trabajo celebrados por tiempo cierto, es el cumplimiento del plazo convenido.

Como forma de extinción del contrato, se regula en el art. 49.1.c) del Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores (TRLET) en los siguientes términos:

«c). Por expiración del tiempo convenido o realización de la obra o servicio objeto del contrato. A la finalización del contrato, excepto en los contratos de interinidad y de los contratos formativos, el trabajador tendrá derecho a recibir indemnización de cuantía equivalente a la parte proporcional de la cantidad que resultaría de abonar doce días de salario [1] por cada año de servicio, o la establecida, en su caso, en la normativa específica que le sea de aplicación.

Los contratos de duración determinada que tengan establecido plazo máximo de duración, incluidos los contratos en prácticas y para la formación, concertados por una duración inferior a la máxima legalmente establecida, se entenderán prorrogados automáticamente hasta dicho plazo cuando no medie denuncia o prórroga expresa y el trabajador continúe prestando servicios.

Expirada dicha duración máxima o realizada la obra o servicio objeto del contrato, si no hubiera denuncia y se continuara en la prestación laboral, el contrato se considerará prorrogado tácitamente por tiempo indefinido, salvo prueba en contrario que acredite la naturaleza temporal de la prestación. … »
Contenido
  • 1 Término en el contrato de trabajo
  • 2 Prórroga en los contratos a término
  • 3 Denuncia al término del contrato de trabajo
  • 4 Preaviso al término del contrato de trabajo
  • 5 Efectos de la extinción del contrato de trabajo, en orden a las prestaciones de desempleo
  • 6 Jurisprudencia destacada
  • 7 Notas
  • 8 Ver también
  • 9 Recursos adicionales
    • 9.1 En doctrina
  • 10 Legislación básica
  • 11 Legislación citada
  • 12 Jurisprudencia citada
Término en el contrato de trabajo

Cuando las partes quieren o deciden no someter a incertidumbre ninguna la duración del contrato, y sí, en cambio, en limitar en el tiempo su desarrollo y realización práctica, lo llevan a cabo mediante la fijación de un término/plazo, al que se denomina término resolutorio o término final.

La diferencia entre el término final y la condición resolutoria reside en el hecho de carecer el término de la nota de incertidumbre que caracteriza a la condición.

Por la propia naturaleza de la “condición”, no se sabe si ésta, finalmente, acaecerá o no. El término, en cuanto plazo temporal preestablecido y fijado por las partes, es seguro que se cumplirá.

Prórroga en los contratos a término

La inclusión del “término” justifica que, llegado su vencimiento, cualquiera de las partes pueda ejercitar el derecho que se configuró en favor de ambas y se manifieste entonces la decisión de dar por terminada la relación precisamente en la fecha preestablecida. Siendo ello así, la declaración de voluntad de la parte que se manifiesta en el sentido de “no continuar” con el vínculo, extinguirá válidamente la relación.

No obstante lo anterior, debe tenerse en cuenta que el propio art. 49.1.c), TRLET impone una importante limitación a la eficacia del “término” en el contrato de trabajo: la institución de la “prórroga forzosa” y la “prórroga automática”:

  • Prórroga automática: en caso de tratarse de un contrato sometido a un plazo máximo legal pero suscrito por una duración inferior a ésta, la ausencia de denuncia de cualquiera de las partes determinará una primera prórroga automática hasta dicho plazo máximo legal.
  • Prórroga forzosa: si llegado el plazo máximo legal el contrato persiste, no existe denuncia y la prestación de servicios por parte del trabajador continúa dará lugar a una segunda prórroga, ésta ya de carácter indefinido, con la excepción de que a pesar de la falta de denuncia vista y la continuación de la prestación, pueda acreditarse la naturaleza temporal de la misma, en cuyo caso no se producirá la conversión automática del contrato temporal en indefinido.
...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA