Vacaciones

 
EXTRACTO GRATUITO

En el ámbito del Derecho Laboral, las vacaciones son, por propia esencia, un tiempo de descanso retribuido y constituyen un derecho de los trabajadores que debe ser disfrutado in natura, sin posibilidad -en principio- de compensar en metálico el descanso interruptivo del trabajo en que las mismas consisten.

Así, el derecho de todo trabajador a disfrutar de vacaciones anuales retribuidas se considera un principio del Derecho social comunitario de especial importancia, respecto al cual no pueden establecerse excepciones y cuya aplicación por parte de las autoridades nacionales competentes únicamente puede efectuarse respetando los límites establecidos expresamente por la Directiva 93/104/CE del Consejo, de 23 de noviembre de 1993, relativa a determinados aspectos de la ordenación del tiempo de trabajo (DO L 307, p. 18).

Contenido
  • 1 Duración y devengo
  • 2 Retribución
  • 3 Fijación del período vacacional y fechas de disfrute
    • 3.1 Coincidencia/superposición del período de vacaciones con determinadas situaciones del trabajador/a
  • 4 Legislación aplicable
  • 5 Jurisprudencia destacada
  • 6 Ver también
  • 7 Recursos adicionales
    • 7.1 En formularios
    • 7.2 En doctrina
    • 7.3 Esquemas procesales
  • 8 Legislación básica
  • 9 Legislación citada
  • 10 Jurisprudencia citada
Duración y devengo

Duración. El período mínimo de vacaciones anuales retribuidas fijado por el TRLET es de 30 días al año, período que en virtud de pacto individual o colectivo puede ser aumentado. Este régimen legal se aplica a todos los trabajadores por cuenta ajena, independientemente del tipo o modalidad contractual que les vincule a la empresa.

Trabajadores a tiempo parcial. La regla y principio de proporcionalidad establecido en el art. 12.4.d), del TRLET determina para estos trabajadores que cuando presten sus servicios el mismo número de días que los trabajadores a tiempo completo tienen derecho al mismo número de días de vacaciones, si bien con la retribución en proporción a la respectiva jornada.

Salvo que otra cosa venga establecida en Convenio Colectivo aplicable o pacto entre las partes, la duración se refiere a 30 días naturales, computándose como días efectivos de vacación dentro de tal período los domingos, festivos, y demás días inhábiles a efectos de trabajo efectivo, incluidos los sábados, aunque en tales días, por la distribución de la jornada anual que pueda regir en la empresa, no correspondiera la prestación de trabajo.

Si bien el TRLET fija la duración mínima de las vacaciones en días naturales nada impide que por convenio colectivo o contrato individual, pueda fijarse la duración mínima en días hábiles o laborables, o por meses.

Devengo. Este período de vacaciones se disfrutará en proporción al tiempo efectivamente trabajado durante el año al que las mismas se correspondan, sin que sea posible (salvo pacto individual en contrario o concurrencia de las causas legales previstas ex art. 38.3, TRLET ) trasladar las no realizadas en un año al año siguiente o aun período posterior que supere los 18 meses a partir de la finalización del año en que se hayan originado, ya que el principio general es que el derecho a disfrutar las vacaciones caduca para el trabajador el 31 de diciembre de cada año.

Principio de proporcionalidad. En materia de vacaciones rige un principio de proporcionalidad: la duración mínima establecida por la norma general aplicable (o una duración superior mejorada por convenio colectivo o pacto individual en el contrato de trabajo) se entiende corresponde a la prestación de servicios durante un año completo. Cuando aquella prestación de servicios sea inferior al año, el trabajador genera el derecho a los días (y la retribución) proporcionales al tiempo trabajado. ( art. 4.1 , Convenio sobre las vacaciones pagadas (revisado), 1970 (núm. 132) ).

Si como hemos visto la duración efectiva (el devengo) de las vacaciones se vincula al tiempo efectivamente trabajado durante el año, deben tenerse en cuenta las siguientes reglas y principios en orden a la consideración o no como «tiempo trabajado» de determinadas situaciones, a efectos del devengo del derecho a los días (y retribución) de vacaciones:

1) No se considera tiempo de trabajo efectivo:

  • Los períodos de cumplimiento de las sanciones disciplinarias firmes de suspensión de empleo y sueldo.
  • El tiempo no trabajado por causa de participación en huelga ilegal.
  • El tiempo de suspensión del contrato de trabajo por causa de expediente de regulación de empleo temporal, salvo que así se haya convenido con los propios trabajadores en el período de consultas.

2) Sí se considera tiempo de trabajo efectivo:

  • El período de tiempo en que el trabajador no ha prestado servicios por hallarse despedido si posteriormente se produce la readmisión por causa de sentencia que declare aquél nulo o improcedente.
  • El período de tiempo no trabajado por causa de cierre patronal , sea éste legal o ilegal.
  • El/los períodos no trabajados a causa del ejercicio del derecho a disfrute de los permisos y ausencias al trabajo retribuidos contemplados en el TRLET .
Retribución

La retribución del período de vacaciones que corresponda con arreglo al período de tiempo trabajado durante el año habrá de ser la «normal» o media que el trabajador percibiría si durante ese mismo período de tiempo se encontrara prestando servicios, salvo las normas específicas que puedan venir fijadas en el convenio colectivo aplicable o pacto individual.

Fecha de pago. El momento o fecha concreta del abono de la retribución correspondiente a las vacaciones por la empresa no viene establecido legalmente en una fecha precisa pero en cualquier caso sí debe ser efectuado por la empresa con anterioridad al inicio del período vacacional. Esta norma no rige en el caso de los trabajadores eventuales o temporeros que perciben conjuntamente con el SMI la parte proporcional relativa a las vacaciones cuando el período de disfrute de las mismas fijado en el sector o en la empresa no coincida con el período de vigencia de su respectivo contrato de trabajo.

Conceptos integrantes/computables en la retribución de las vacaciones. En cuanto a los conceptos retributivos que deben integrar la remuneración de las vacaciones, deben ser los «normales» que percibe el trabajador en su jornada ordinaria y regular de trabajo. Existe, sin embargo, una amplia casuística –que...

Para continuar leyendo

REGÍSTRATE GRATIS