Impugnación por los trabajadores contra el despido colectivo

Autor:Víctor Santa-Bárbara Rupérez
 
EXTRACTO GRATUITO

El art. 15 del Reglamento de los Procedimientos de Despido Colectivo y de Suspensión de Contratos y Reducción de Jornada determina que la impugnación de los despidos colectivos ante la Jurisdicción Social estará regida por lo dispuesto en la Ley 3/2012, de 6 de julio, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral .

La Ley 3/2012, de 6 de julio, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral establece tres tipos de acciones destinadas a la impugnación por los trabajadores contra el despido colectivo, que se regula procesalmente bajo modalidades procesales distintas según sea el sujeto accionante/demandante.

A la primera de ellas, la acción de oficio atribuida a la Autoridad Laboral ( Art. 148 de la Ley 36/2011, de 10 de octubre, reguladora de la jurisdicción social (LRJS) ): Procedimiento del despido colectivo fundado en causas económicas, técnicas, organizativas o de producción ; trataremos seguidamente las acciones impugnatorias otorgadas a los trabajadores, las cuales pueden articularse a través de dos vías distintas: la vía individual de cada trabajador afectado por despido, y la colectiva que puede ser ejercitada por los representantes de los trabajadores .

Contenido
  • 1 Impugnación «individual» de la extinción del contrato efectuada en el procedimiento de despido colectivo
  • 2 Impugnación «colectiva» del despido colectivo por los representantes legales y sindicales de los trabajadores
    • 2.1 Legitimación activa para la impugnación del despido colectivo
    • 2.2 Legitimación pasiva para la impugnación del despido colectivo
    • 2.3 Plazos para la impugnación del despido colectivo
    • 2.4 Tramitación procesal para la impugnación del despido colectivo
  • 3 Jurisprudencia destacada
  • 4 Notas
  • 5 Ver también
  • 6 Recursos adicionales
    • 6.1 En doctrina
    • 6.2 Esquemas procesales
  • 7 Legislación básica
  • 8 Legislación citada
  • 9 Jurisprudencia citada
Impugnación «individual» de la extinción del contrato efectuada en el procedimiento de despido colectivo

Debemos tener en cuenta los arts. 120 a 123 y 124.3, LRJS

Tratándose de la impugnación «individual» de la extinción del contrato por cualquiera de los trabajadores afectados, el art. 124.13, LRJS dispone que deberá seguirse la modalidad procesal establecida en los arts. 120 a 123, LRJS (es decir la prevista para la extinción del contrato por causas/despido objetivo) pero ateniéndonos a las siguientes reglas:

1) Cuando el objeto del debate verse sobre las preferencias atribuidas a determinados trabajadores, éstos deberán ser demandados.

2) El plazo para la impugnación individual dará comienzo una vez transcurrido el plazo de caducidad de veinte días para el ejercicio de la acción por los representantes de los trabajadores, en caso de haber sido impugnado por los representantes de los trabajadores el mencionado plazo comenzará a computar desde que la sentencia adquiera firmeza o desde el acto de conciliación judicial. En este último caso la sentencia o la conciliación tendrá eficacia de cosa juzgada.

3) El despido será declarado nulo, únicamente, cuando:

a. El empresario no haya realizado el período de consultas o entregado la documentación previstas en el art. 51.2 del Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores (TRLET) ,

b. No se haya respetado o no se haya realizado el procedimiento establecido en el art. 51.7, TRLET o entregado la documentación prevista en el art. 51.2, TRLET .

c. Cuando no se hubiese obtenido la autorización judicial del juez del concurso, en los supuestos en que esté legalmente prevista.

d. Cuando la extinción fuera acordada por el empresario sin respetar las prioridades de permanencia que pudieran estar establecidas en las leyes, los convenios colectivos o en el acuerdo alcanzado durante el período de consultas, si bien esta nulidad no afectará a las extinciones que dentro del mismo despido colectivo hayan respetado las prioridades de permanencia.

e. Cuando resulte discriminatoria o contraria a los derechos fundamentales y libertades públicas del trabajador.

f. Cuando se haya efectuado en fraude de ley eludiendo las normas establecidas por los despidos colectivos, en los casos a que se refiere el último párrafo del art. 51.1, TRLET (otras extinciones objetivas en período de 90 días por debajo de los umbrales señalados en el precepto).

g. La de los trabajadores durante el período de suspensión del contrato de trabajo por maternidad, riesgo durante el embarazo, riesgo durante la lactancia natural, enfermedades causadas por embarazo, parto o lactancia natural, adopción o acogimiento o paternidad al que se refiere el art. 45.1 d), TRLET , o el notificado en una fecha tal que el plazo de preaviso concedido finalice dentro de dicho período.

h. La de las trabajadoras embarazadas, desde la fecha de inicio del embarazo hasta el comienzo del período de suspensión, y la de los trabajadores que hayan solicitado uno de los permisos a los que se refieren los apartados 4, 4 bis y 5 del art. 37, TRLET , o estén disfrutando de ellos, o hayan solicitado o estén disfrutando la excedencia prevista en el art. 46.3, TRLET ; y la de las trabajadoras víctimas de violencia de género por el ejercicio de los derechos de reducción o reordenación de su tiempo de trabajo , de movilidad geográfica , de cambio de centro de trabajo o de suspensión de la relación laboral , en los términos y condiciones reconocidos en el Estatuto de los Trabajadores .

i. La de los trabajadores después de haberse reintegrado al trabajo al finalizar los períodos de suspensión del contrato por maternidad, adopción o acogimiento o paternidad, siempre que no hubieran transcurrido más de nueve meses desde la fecha de nacimiento, adopción o acogimiento del hijo.

j. Lo establecido en las letras c), d) y e) será de aplicación, salvo que, en esos casos, se declare la procedencia de la decisión extintiva por motivos no relacionados con el embarazo o con el ejercicio del derecho a los permisos y excedencias señalados.

La existencia de varias demandas individuales puede dar lugar al mecanismo procesal de la «acumulación de procesos» según las reglas generales establecidas en los arts. 30 y concordantes de la LRJS .

Los efectos de la Sentencia que se dicte en el proceso serán los generales y previstos para las declaraciones de nulidad, procedencia o improcedencia del despido que haya sido impugnado.

Impugnación «colectiva» del despido colectivo por los representantes legales y sindicales de los trabajadores

Impugnación colectiva del despido colectivo realizada por los representantes legales y sindicales de los trabajadores se encuentra recogida en el art. 124, LRJS

Legitimación activa para la impugnación del despido colectivo

Conforme al art. 124.1, LRJS se hallarán legitimados para impugnar la decisión empresarial de despido colectivo los representantes legales de los trabajadores y también los representantes sindicales que tengan «implantación suficiente» en el ámbito del despido colectivo [1].

La acción impugnatoria, para cuya interposición judicial no deberá agotarse ninguna de las vías previas de evitación del proceso (intento previo de conciliación administrativa u otros) podrá fundarse en alguno de los siguientes motivos:

  • Que no concurre la causa legal indicada en la comunicación escrita.
  • Que no se ha realizado el período de consultas o entregado la documentación prevista en el art. 51.2, TRLET o no se ha respetado el procedimiento establecido en el art. 51.7, TRLET (despido colectivo por causa de fuerza mayor).
  • Que la decisión extintiva se ha adoptado con fraude, dolo, coacción o abuso de derecho.
  • Que la decisión extintiva se ha efectuado vulnerando derechos fundamentales y libertades públicas.

En el caso de no darse ninguno de los anteriores motivos, y por tanto que el empresario haya cumplido con el procedimiento y las causas establecidas en la normativa vigente, el despido colectivo será válido, Sentencia de TS, Sala 4ª, de lo Social, 25 de Marzo de 2015 [j 1].

En ningún caso podrán ser objeto de este proceso las pretensiones relativas a la inaplicación de las reglas de prioridad de permanencia previstas legal o convencionalmente o establecidas en el acuerdo adoptado en el período de consultas. Tales pretensiones se plantearán a través del procedimiento individual al que se refiere el art. 124.13, LRJS .

La Sentencia nº 179/2014 de Audiencia Nacional - Sala de lo Social, 6 de Noviembre de 2014 [j 2] declara que el propio sindicato al no formular demanda impugnando el despido colectivo, provocó que se cerrara su presencia en el proceso y la imposibilidad de intervenir en las reuniones para lograr un acuerdo transaccional.

Legitimación pasiva para la impugnación del despido colectivo

La demanda deberá dirigirse contra el empresario y, en el caso de que hubiera existido acuerdo en el período de consultas, también contra los representantes de los trabajadores firmantes del...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA