Contrato de la relación laboral especial de representantes de comercio

Autor:Víctor Santa-Bárbara Rupérez
 
EXTRACTO GRATUITO

En este punto se desarrollan la jornada de trabajo y vacaciones del representante de comercio, su salario y retribuciones, la clientela, su zona de actuación y muestrarios y finalmente, los supuestos de suspensión y extinción del contrato .

Contenido
  • 1 Jornada de trabajo de la relación laboral especial de representantes de comercio
    • 1.1 Jornada de trabajo y descansos
    • 1.2 Vacaciones
  • 2 Salario. Retribuciones
  • 3 Clientela y zona de actuación
  • 4 Muestrario e instrumentos de trabajo
  • 5 Suspensión y extinción del contrato
    • 5.1 Suspensión del contrato de trabajo
    • 5.2 Dimisión del representante de comercio
    • 5.3 Despido del representante de comercio
  • 6 Pacto de no concurrencia con la empresa para después de extinguida la relación laboral
  • 7 Normativa destacada
  • 8 Jurisprudencia relevante
  • 9 Ver también
  • 10 Recursos adicionales
    • 10.1 En formularios
    • 10.2 En doctrina
  • 11 Legislación básica
  • 12 Legislación citada
  • 13 Jurisprudencia citada
Jornada de trabajo de la relación laboral especial de representantes de comercio

El art. 4 del Real Decreto 1438/1985, de 1 de agosto, por el que se regula la relación laboral de carácter especial de las personas que intervengan en operaciones mercantiles por cuenta de uno o mas empresarios, sin asumir el riesgo y ventura de aquellas recoge la jornada de trabajo, descansos y vacaciones de los representantes de comercio.

Jornada de trabajo y descansos

Por las especiales circunstancias en que la ejecución de la prestación debe realizarse (sin vigilancia ni sumisión estricta a control directo y cotidiano por parte del empresario), el trabajador no estará sujeto a jornada u horario de trabajo concretos, y ello sin perjuicio de las medidas reguladoras que a tal efecto puedan acordar las partes que, no obstante, deberán respetar los máximos establecidos para la jornada laboral establecida para la relación laboral común y los tiempos mínimos de descanso, con independencia de la distribución de los mismos.

El representante de comercio tendrá derecho a disfrutar de los permisos pagados establecidos, con carácter general, por el Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores (TRLET) en su art. 37.3 .

Por lo general, estando constituida la retribución del representante por una comisión pura sobre el importe de las operaciones en que medie, en el contrato se establece que tal retribución se ha fijado atendiendo e incorporando, prorrateados, todos los derechos económicos inherentes a descansos reglamentarios.

Vacaciones

En cuanto a su retribución, resulta aplicable cuanto se acaba de exponer en relación a los descansos semanales reglamentarios. Por lo que hace a su duración y distribución, la norma se remite a cuanto pueda venir establecido en los pactos o convenios colectivos y lo que las partes hayan acordado en el contrato de trabajo.

Salario. Retribuciones

El art. 8, Real Decreto 1438/1985, de 1 de agosto, por el que se regula la relación laboral de carácter especial de las personas que intervengan en operaciones mercantiles por cuenta de uno o mas empresarios, sin asumir el riesgo y ventura de aquellas determina el salario de los representantes de comercio.

Las retribuciones del representante de comercio pueden adoptar, según se haya pactado en el contrato, las siguientes modalidades:

  • Retribución variable: comisiones sobre el importe o valor de las operaciones en que hubiesen intervenido, y fuesen aceptadas por el empresario, siempre que tal condición se hubiera pactado en el contrato.
  • Retribución mixta: constituida por una parte fija y otra variable (comisiones) más los incentivos y compensaciones que se hubieran pactado en el contrato.
  • Retribución fija: constituida, exclusivamente, por una cuantía preestablecida y no vinculada a las operaciones mediadas por el representante o al volumen económico que aquéllas supongan.

Cuando la retribución pactada haya adoptado la fórmula de comisiones, éstas se devengarán a favor del representante por todas las operaciones que se realicen en su zona, o con la clientela a él asignada y que se perfeccionen y concluyan por su mediación o intervención. Puede, no obstante, estipularse también que se devenguen en favor del trabajador las comisiones pactadas (u otras en cuantía diferente) en relación a todas, o sólo una parte bien delimitada y concretada, las operaciones que se lleven a cabo en la zona o demarcación territorial a él atribuida, o con los clientes (todos, o parte de ellos, también claramente identificados o delimitados) al mismo asignados o que formen parte de su relación de clientela, aunque el propio representante no haya intervenido o mediado en las operaciones a que tales comisiones se refieran.

Si así se hubiera estipulado en el contrato, como medida de comprobación para el representante, éste tiene derecho a que la empresa le comunique periódicamente el importe de las mercancías o servicios que se hayan proporcionado o contratado directamente con los clientes.

Salvo que otra cosa se pacte, el derecho a la comisión nacerá, en favor del representante, en el momento en que el cliente, en ejecución del contrato celebrado con el empresario, abone o pague a éste la mercancía o servicio. El empresario deberá liquidar y pagar al representante tales comisiones en el plazo de uno, 2 ó 3 meses (según se haya pactado) a partir del momento o fecha en que el cliente haya efectuado el pago.

Caso de que el negocio no hubiera llegado a buen fin por culpa probada del empresario (retrasos en el servicio, entrega de calidad diferente o inferior a la pactada, etc.), el representante tendrá derecho a la comisión como si el cliente hubiera realizado el pago correspondiente, salvo que se trate de operaciones previamente rechazadas o no aceptadas justificadamente por el empresario y así se hubiera comunicado al representante.

En todo caso, la empresa deberá entregar al representante recibo de pago sellado y firmado, en el que aparezcan detalladas las operaciones y, correlativamente, las cuantías de las comisiones que se comprendan en dicho pago.

Cuando el trabajador preste sus servicios en exclusiva para un solo empresario, tendrá derecho a percibir de éste y con carácter inmediato (conforme se hayan realizado y desembolsado) la compensación de los gastos de desplazamiento necesarios para el desarrollo de su función mediadora y promotora de operaciones mercantiles, tanto en lo referente a kilometraje como a dietas, y ello en la cuantía que se fije en los Convenios Colectivos o el contrato de trabajo.

Clientela y zona de actuación

Los Art. 5 y 11, Real Decreto 1438/1985, de 1 de agosto, por el que se regula la relación laboral de carácter especial de las personas que intervengan en operaciones mercantiles por cuenta de uno o mas empresarios, sin asumir el riesgo y ventura de aquellas hacen referencia a la relación con los clientes y la zona de actuación de los...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA