Recurso de casación para la unificación de la doctrina laboral

 
EXTRACTO GRATUITO

El recurso de casación para la unificación de la doctrina, viene regulado en los artículos 218 al 228 de la Ley 36/2011, de 10 de octubre, Reguladora de la Jurisdicción Social (LRJS) .

Mediante este procedimiento, la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia, verá como su resolución de un recurso de suplicación es puesta a examen por parte del Tribunal Supremo, pasando de ser el Tribunal ad quem, en el recurso de suplicación , a ser el Tribunal a quo en el recurso de casación para la unificación de doctrina.

La LRJS establece fuertes limitaciones a la capacidad de unificación de doctrina, reservándolo de forma exclusiva a las sentencias dictadas en resolución de los recursos de suplicación y dictadas por las Salas de lo Social de los Tribunales Superiores de Justicia. En este sentido, hay que señalar, que siempre ha quedado eliminada la posibilidad de interponer este tipo de recursos frente a otro tipo de resoluciones judiciales, como pueden ser los autos,

Este recurso tiene por finalidad solicitar al Tribunal Supremo un pronunciamiento aclaratorio y unificador, sobre sentencia con un fondo similar, en las que órganos jurisdiccionales diferentes han dictado sentencia en sentidos no uniformes. La sentencia finalizadota del procedimiento, tal y como establece el artículo 219.2 in fine, LRJS , se limitará al punto de contradicción planteado, concediendo o denegando la tutela del derecho o libertad invocado.

Contenido
  • 1 Finalidad del recurso de casación para la unificación de la doctrina
  • 2 Legitimación del Ministerio Fiscal en el recurso de casación para la unificación de la doctrina laboral
  • 3 Preparación del recurso de casación para la unificación de la doctrina
  • 4 Formalización del recurso de casación para la unificación de la doctrina
  • 5 Tramitación del recurso de casación para la unificación de la doctrina
  • 6 Resolución del recurso de casación para la unificación de doctrina
  • 7 Ver también
  • 8 Recursos adicionales
    • 8.1 En formularios
    • 8.2 En doctrina
    • 8.3 Esquemas laborales
  • 9 Legislación básica
  • 10 Legislación citada
  • 11 Jurisprudencia citada
Finalidad del recurso de casación para la unificación de la doctrina

El artículo 219, LRJS , en su apartado primero, nos determina la similitud que tienen que tener las sentencias, y en este sentido, nos indica que han de tener mismo o diferentes litigantes, identidad de situación, con hechos, fundamentos y pretensiones sustancialmente idénticos.

El Tribunal Supremo ha remarcado el carácter transcendente de los hechos invocados, sin que pueda tratarse de meros hechos casuales o intranscendentes, como sostiene, por ejemplo en STS de 4 de marzo de 2013 [j 1]. Asimismo, en cuanto a los requisitos establecidos en el citado artículo 219, LRJS , la STS nº 1119/2016, Sala de lo Social, de 27 de diciembre [j 2] declara que del análisis comparativo de las sentencias recurridas y de contraste en relación con cualquiera de las pretensiones del recurrente, se deduce a través del recurso casacional no existiría fundamento para estimar las pretensiones de la parte recurrente y declarar que la solución jurídicamente correcta es la que se contiene en la sentencia invocada como de contradicción y no en la recurrida, pues resulta evidente que los hechos, fundamentos y pretensiones de una y otra no son sustancialmente iguales, no concurriendo el requisito o presupuesto de contradicción de sentencias exigido.

Es importante determinar, que no se trata de los motivos ordinarios de impugnación en casación, ya que las causas que determina el artículo 219, LRJS , dista mucho de ellas, así por ejemplo lo han dejado claro Sentencias del Tribunal Supremo tales como la de 18 de marzo de 1992 [j 3].

Es complicado, por tanto, tener sentencias de contraste, esto es, sentencias en las que se reconozca exactamente lo que la parte actora solicitaba, no basta con que los hechos sean similares, es necesario también, que las propias pretensiones de las partes sean igualmente coincidentes. Es así, ya que la sentencia fruto de este recurso, no podrá entrar a valorar los hechos, tal y como ha señalado el Tribunal Supremo constantemente, en sentencias tales como la de 31 de mayo de 1995 [j 4], la de 22 de marzo de 2002 [j 5] o la de 21 marzo de 2000 [j 6].

En cuanto a las sentencias de contraste, el artículo 219, LRJS , segundo párrafo, amplia su ámbito de determinación, incluyendo la posibilidad de incluir sentencias de otros Tribunales Superiores de Justicia, del Tribunal Supremo, o incluso del Tribunal Constitucional o sentencias provenientes de órganos jurisdiccionales instituidos en los Tratados y Acuerdos internacionales sobre derechos humanos y libertades fundamentales, ratificados por España. Se permite, por tanto, de una manera expresa invocar sentencias del Tribunal de Justicia de Unión Europea, en interpretación del Derecho Comunitario.

Legitimación del Ministerio Fiscal en el recurso de casación para la unificación de la doctrina laboral

El punto tercero del artículo 219, LRJS , autoriza al Ministerio Fiscal para interponer el recurso de casación por unificación de doctrina. Dicha iniciativa se podrá producir de oficio o a instancia los sindicatos o las organizaciones empresariales, o las asociaciones representativas de los derechos e intereses de los trabajadores autónomos económicamente dependientes.

En este último caso, la LRJS permite su interposición, aún cuando no existiera doctrina unificada, en más de una sentencia, siempre que existirán pronunciamientos contradictorios, así mismo se permite la interposición, cuando sea complicado encontrar sentencias de contraste, debido a la juventud de la norma. Se trataría de normas que tuvieran una vigencia inferior a cinco años. Esto no implica, sin embargo, la posibilidad de acudir, por medio de esta formula para pedir que se aclaren cuestiones litigiosas ajenas a la casación, como queda claro en la STS de 2 de diciembre de 2013 [j 7].

Podrá preparar el recurso la Fiscalía de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo, en los 10 días siguientes a la notificación de la sentencia a la Fiscalía de la Comunidad...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA