Prestación contributiva por desempleo

 
EXTRACTO GRATUITO

El Título III del Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social. , desarrolla el artículo 41 de la Constitución Española (CE) , donde se establece la obligación de los poderes públicos de mantener un régimen público de seguridad social, haciendo una mención especial al caso del desempleo.

Dentro del sistema de prestaciones por desempleo, hay que diferenciar, como lo hace el artículo 263, TRLGSS , entre la prestación contributiva y aquellas otras no contributivas , o subsidios, siendo todas ellas de carácter público y obligatorio. El cuadro se completa con el programa PREPARA (Programa de Recualificación Profesional) que, si bien se trata de una subvención, y no de una prestación, queda vinculada a las situaciones de desempleo y se enmarca en un programa de recualificación profesional de desempleados.

Entre las prestaciones no contributivas, actualmente encontramos la prestación vinculada al Programa de Activación para el empleo, regulada en el Real Decreto-ley 16/2014, de 19 de diciembre, por el que se regula el Programa de Activación para el Empleo , así como los siguientes subsidios:

  • Para los que agoten prestaciones contributivas por desempleo y tengan responsabilidades familiares.
  • Para trabajadores mayores de 45 años que agotaran la prestación contributiva por desempleo y no tengan responsabilidades familiares.
  • Para trabajadores emigrantes retornados.
  • Para trabajadores que al producirse la situación legal por desempleo no hubieran cubierto el periodo mínimo de cotización para acceder a una prestación contributiva.
  • Para liberados de prisión.
  • Para trabajadores declarados plenamente capaces o inválidos parciales, como consecuencia de expedientes de revisión por mejoría de una situación de gran invalidez, invalidez permanente absoluta o total para la profesión habitual.
  • Para desempleados mayores de 55 años.
Contenido
  • 1 Cuestiones generales de la prestación contributiva por desempleo
  • 2 Personas protegidas por la prestación contributiva por desempleo
  • 3 Contenido de la acción protectora de la prestación contributiva por desempleo
  • 4 Requisitos necesarios para el nacimiento del derecho de la prestación contributiva por desempleo
  • 5 Situación legal de desempleo
  • 6 Duración de la prestación contributiva por desempleo
  • 7 Tramitación de la solicitud de la prestación contributiva por desempleo
    • 7.1 Documentación para la tramitación de la solicitud de la prestación contributiva por desempleo
  • 8 Importe de la prestación contributiva por desempleo
  • 9 Pago único de la prestación contributiva por desempleo
    • 9.1 Requisitos para el pago único de la prestación contributiva por desempleo
    • 9.2 Tramitación del pago único de la prestación por desempleo
    • 9.3 Obligaciones del beneficiario del pago único de la prestación por desempleo
  • 10 Suspensión del derecho a la prestación contributiva de empleo
  • 11 Extinción de la prestación contributiva por desempleo
  • 12 Ver también
  • 13 Recursos adicionales
    • 13.1 En formularios
    • 13.2 En doctrina
  • 14 Legislación básica
  • 15 Legislación citada
  • 16 Jurisprudencia citada
Cuestiones generales de la prestación contributiva por desempleo

El artículo 262, TRLGSS limita la prestación por desempleo a quienes queriendo y pudiendo trabajar, pierdan su empleo o vean suspendido su contrato o reducida su jornada ordinaria de trabajo. Es por ello por lo que queda inmediatamente excluido de la prestación las personas en desempleo que aleguen como situación legal de desempleo una baja voluntaria, ya que en este caso faltaría el elemento de querer trabajar.

Como segundo elemento, el mismo artículo exige que se pierda el empleo, o que su jornada se vea reducida en los términos del artículo 267, TRLGSS . Dicho artículo, en el seno o no de un procedimiento concursal.

La prestación por desempleo podrá ser total o parcial. Será total cuando viniera trabajando en un contrato a jornada completa y cesara de forma completa, sin embargo, será parcial, cuando la jornada se reduzca entre un 10 y un 70 de su jornada, siempre y cuando el salario se reduzca de forma proporcional. En este sentido es conveniente acudir a la sentencia del TSJ de Cataluña 1485/1999, de 25 de febrero [j 1].

En relación con este último punto, ha generado una gran disputa con el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) , ya que en muchos casos, la empresa compensaba al trabajador económicamente, para que la reducción de jornada no implicara una reducción salarial tan importante, supongamos que se reducía la jornada en un 20% y el salario sólo en un 15%. Cuando el trabajador acudía al SEPE, este sólo le pagaba el 15%, sin embargo jurisprudencialmente se ha modificado este criterio, de tal forma, que actualmente, con independencia de que se trate de una reducción o suspensión, y con independencia de la denominación que se dé al complemento salarial, el sepe paga la diferencia entre la jornada ordinaria que venía realizando y la jornada tras la reducción o suspensión.

En este sentido es de máximo interés la sentencia del TSJ de Valencia de 9 de abril de 2014, dictada frente al recurso de suplicación 2510/2013 [j 2], donde reconoce al SEPE su actuación denegando la prestación, por no haberse producido una real reducción salarial.

Por lo que respecta a las modalidades de pago, la STS nº 538/2016, Sala 4ª, de lo Social, 21 de junio de 2016 [j 3] determina que el SPEE puede permitir, de manera excepcional, el pago en efectivo de la prestación en efectivo, pero solo en "casos debidamente justificados" cuando se aporten razones serias que acrediten la inconveniencia del sistema de pago a través de transferencia.

Personas protegidas por la prestación contributiva por desempleo

El artículo 264, TRLGSS establece las personas que pueden ser beneficiarios de prestaciones contributivas por desempleo, entre los que se encuentran:

  • Los trabajadores por cuenta ajena incluidos en el Régimen General de la Seguridad Social , cuando coticen por desempleo.
  • Los trabajadores de los Regímenes Especiales de la Minería del Carbón, de Trabajadores del Mar, fijos del Sistema Especial de trabajadores agrarios y trabajadores eventuales.
  • Socios trabajadores de cooperativas de trabajo asociado y de cooperativas comunitarias de la tierra.
  • Penados liberados de prisión por cumplimiento de la condena o libertad condicional.
  • Emigrantes retornados.
  • Extranjeros en España, nacionales de otros países de la U.E. o del Espacio Económico Europeo, siempre que residan legalmente en España.
  • Funcionarios interinos y personal laboral de las administraciones públicas.
  • Militares de Complemento y profesionales.
  • Miembros de las corporaciones locales y las Juntas Generales de los Territorios Históricos Forales, Cabildos Insulares y Consejos Insulares de Baleares.
  • Los cargos representativos de sindicatos.
  • Altos cargos de las Administraciones Públicas, con dedicación exclusiva, retribuidos y no sean funcionarios públicos.
Contenido de la acción protectora de la prestación contributiva por desempleo

El derecho a la prestación contributiva por desempleo, no sólo implica el cobro de la prestación económica, ya que implica así mismo el derecho a que el SEPE abone las cotizaciones a la Seguridad Social , durante el tiempo de cobro de la prestación, si bien durante este periodo no se cotiza por desempleo. Así mismo, en los casos de reducción de jornada, la cotización del SEPE será la que corresponda a la cuota del trabajador, en el parte reducida de jornada, correspondiendo a la empresa el 100% de la cuota empresarial.

Por otra parte, la acción protectora incluirá de forma complementaria, acciones de formación, perfeccionamiento, orientación, reconversión e inserción profesional.

Requisitos necesarios para el nacimiento del derecho de la prestación contributiva por desempleo

Es el artículo 266, TRLGSS el que determina los requisitos que se tienen que cumplir en el momento de acceso al derecho, como durante el cobro del mismo. Se trata por tanto de requisitos que tienen que acompañar al beneficiario durante todo el cobro de la prestación, de tal forma que el incumplimiento temporal de alguno de estos requisitos supondrá, al menos, la suspensión del cobro de la prestación.

Entre estos requisitos, tenemos que señalar:

  • Estar inscrito como demandante de empleo, y mantener la inscripción durante todo el cobro de la prestación.

  • Estar en situación legal de desempleo.
  • Acreditar la disponibilidad para buscar activamente empleo, mediante el compromiso de actividad.
  • Tener cotizado al menos, 360 días, en los últimos seis años. A los emigrantes retornados, se les pide tenerlos en el país de retorno, en los seis años inmediatos antes del retorno. Para este cómputo no se excluye de los 360 días el periodo de permanencia en excedencia voluntaria, como aclara el STS de 4 de abril de 2011, recurso de casación para la unificación de doctrina 2129/2010 [j 4]. Dicha sentencia no aplica la doctrina del paréntesis. Por su parte, la STS nº 76/2017, Sala de lo Social, de 31 de enero [j 5] declara que, a efectos de la prestación contributiva por desempleo, no es computable la etapa irregular por parte del trabajador en la que presta servicios sin poseer autorización de residencia. La regularización de la situación produce efectos desde que tiene lugar y no posee eficacia retroactiva.
  • No realizar trabajo por cuenta propia o ajena a tiempo completo.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA