Terminación de la obra o servicio contratado

 
EXTRACTO GRATUITO

La terminación de la obra o servicio contratado, en cuanto causa de extinción del contrato de trabajo, se halla incluida en el art. 49.1 c) del Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores (TRLET) , relativo a los contratos de duración determinada, con idéntico tratamiento e igual régimen jurídico que el resto de causas extintivas allí contempladas.

La diferenciación con el resto de aquellas causas no proviene de la forma o modo en que la causa extintiva opera, sino de tratarse, realmente, de dos modalidades distintas de contrato.

La regulación proviene del art. 15.1. letra a) de la Ley 8/1980, de 10 de Marzo, del Estatuto de los Trabajadores , que preveía la posibilidad de celebrar contratos de duración limitada «para la realización de obra o servicio determinados», y su desarrollo normativo se contiene en el Real Decreto 2720/1998, de 18 de diciembre, por el que se desarrolla el artículo 15 del Estatuto de los Trabajadores en materia de contratos de duración determinada , publicado en desarrollo del art. 15, TRLET en materia de contratos de duración determinada, en el que se establece, para el caso que nos ocupa que tiene por objeto:

«... la realización de una obra o la prestación de un servicio determinado con autonomía y sustantividad propias dentro de la actividad de la empresa y cuya ejecución, aunque limitada en el tiempo es, en principio, de duración incierta».
Contenido
  • 1 Duración/vigencia de la obra o servicio contratado
  • 2 Requisitos de la extinción de la obra o servicio contratado
  • 3 Preaviso para la terminación de la obra o servicio contratado
  • 4 Indemnizaciones en la terminación de la obra o servicio contratado
  • 5 Reclamaciones judiciales sobre la terminación de la obra o servicio contratado
  • 6 Jurisprudencia destacada
  • 7 Ver también
  • 8 Recursos adicionales
    • 8.1 En formularios
    • 8.2 En doctrina
  • 9 Legislación básica
  • 10 Legislación citada
  • 11 Jurisprudencia citada
Duración/vigencia de la obra o servicio contratado

En este supuesto la limitación de la duración del contrato se hace depender de un hecho objetivo cual es la efectiva finalización/terminación de la obra o servicio que constituye la propia causa del contrato.

Por expresa disposición normativa, el contrato así celebrado prolongará su vigencia y efectos hasta la total realización de la obra o hasta la total prestación del servicio que fueron objeto del contrato, con un límite máximo de tres años, ampliable a doce meses más por convenio colectivo de ámbito sectorial estatal, o sectorial de ámbito inferior.

Lo anterior comporta:

  • la exigencia de que en el contrato se haya especificado con toda precisión y claridad el carácter de la contratación y se haya identificado suficientemente la obra o servicio que constituya su objeto; y,
  • que, por su propia naturaleza, este tipo de contratos no tengan ni una duración mínima pero sí una duración máxima (la legal o convencionalmente establecida), y pudiendo –sin superar tal límite máximo- mantenerse vigente durante el tiempo preciso que exija la completa finalización de la obra o del servicio contratado.
Requisitos de la extinción de la obra o servicio contratado

Para que el vínculo contractual se extinga, se requiere:

1) La concurrencia de un hecho objetivo, que puede ser:

  • haberse realizado totalmente la obra,
  • haberse completado íntegramente el servicio que se definió e identificó como objeto del contrato, y
  • llegar al término máximo de duración establecido legal o convencionalmente.

2) Además, que el contrato se afectivamente denunciado por cualquiera de las partes manifestando así ante la otra su voluntad de poner fin a la relación, con amparo en esta causa.

De no mediar denuncia expresa con anterioridad al vencimiento o de seguirse prestando servicios después de terminada la obra o la prestación prevista en el contrato, el TRLET estima prorrogado éste y convertido en un contrato por tiempo indefinido (prórroga forzosa legal), y ello a excepción de que pueda probarse la naturaleza esencialmente temporal de la prestación, que, en cualquier caso, no podrá superar el límite máximo de tres años (o superior que pudiera establecer el Convenio Colectivo).

Preaviso para la terminación de la obra o servicio contratado

También el preaviso recibe idéntica regulación en el TRLET y en el Real Decreto 2720/1998, de 18 de diciembre en los contratos por obra, que en los contratos a término.

Como en aquéllos, se exige (el preaviso) únicamente en los contratos de duración superior a 1 año, no siendo obligado o necesario en los que no alcancen este tiempo.

El preaviso mínimo (denuncia de extinción) es también de 15 días, y el efecto que produce su inobservancia se concreta en el art. 8.3 Real Decreto 2720/1998, de 18 de diciembre :

«El incumplimiento por el empresario del plazo señalado en el párrafo anterior dará lugar a una indemnización equivalente al salario correspondiente a los días en que dicho plazo se haya incumplido».

La sanción del incumplimiento en los términos expuestos permitiría pensar que la obligación de indemnizar la inobservancia del preaviso se establece sólo para el empresario y no, en cambio, para el trabajador, cuando sea éste el que incumpla. Pero ello precisa, cuando menos, de alguna matización. La obligación de preavisar se establece por igual para ambas partes del contrato en el primer párrafo del art. 8.3 Real Decreto 2720/1998, de 18 de diciembre :

«Siempre que el contrato tenga una duración superior a un año, la parte que formule la denuncia está obligada a notificar a la otra la terminación del contrato con una antelación de quince días, excepto en el contrato de interinidad en el que se estará a lo pactado».

Y el incumplimiento de una obligación legalmente establecida da lugar a la indemnización de los daños y perjuicios causados (si bien tales perjuicios habrán...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA