Extinción del contrato de servicio doméstico y acción protectora de la Seguridad Social

Autor:Víctor Santa-Bárbara Rupérez
 
EXTRACTO GRATUITO

Es objeto de este apartado el desarrollo de las causas por las cuales se puede producir la extinción del contrato de trabajo especial de servicio doméstico y la acción protectora de la Seguridad Social.

Contenido
  • 1 Causas de extinción del contrato de servicio doméstico
  • 2 Acción protectora de la Seguridad Social
  • 3 Normativa destacada
  • 4 Jurisprudencia relevante
  • 5 Ver también
  • 6 Recursos adicionales
    • 6.1 En formularios
    • 6.2 En doctrina
  • 7 Legislación básica
  • 8 Legislación citada
  • 9 Jurisprudencia citada
[editar] Causas de extinción del contrato de servicio doméstico

La relación laboral especial de los empleados de hogar se extingue por ( art. 11 del Real Decreto 1620/2011, de 14 de noviembre, por el que se regula la relación laboral de carácter especial del servicio del hogar familiar ):

  • Por mutuo acuerdo.
  • Por las causas válidamente consignadas en el contrato.
  • Por expiración del tiempo convenido.
  • Por dimisión del trabajador.
  • Por muerte, jubilación, gran invalidez o invalidez permanente, total o absoluta del trabajador.
  • Por muerte o incapacidad del empleador.
  • Por voluntad del trabajador fundamentada en un incumplimiento contractual del empleador.

En tal supuesto el empleado tendrá derecho a la percepción de una indemnización igual que la prevista para el caso de despido improcedente, es decir, 20 días de salario metálico por cada año natural de duración del contrato, incluidas las prórrogas, con el límite equivalente a 12 mensualidades de salario.

  • Por despido del trabajador que deberá ser notificado por escrito. Declarado improcedente el despido (por no acreditación o ineficiencia legal de la causa invocada, o por no haberse respetado los requisitos de forma) el trabajador tendrá derecho a la indemnización mencionada en el apartado g) anterior, en cuyo caso la indemnización, que deberá ser abonada íntegramente en metálico será la equivalente al salario correspondiente a veinte días naturales multiplicados por el número de años de servicio, con el límite de doce mensualidades.
  • Por desistimiento del empleador que deberá ser comunicado por escrito haciendo constar de forma clara e inequívoca la voluntad del empleador de extinguir el contrato por esta causa/razón. Significa ello la posibilidad de declarar extinguido unilateralmente el contrato por parte del empleador sin necesidad de justificar tal decisión ni ampararla en otra causa que no sea aquélla libre voluntad de no continuar la relación. En este caso, deberá respetarse un preaviso de 7 días si el contrato no ha superado el año de duración; en caso de que el contrato hubiera superado el año, el preaviso será de 20 días.

Sutitución a metálico del preaviso. El empleador podrá sustituir el preaviso por el abono en metálico de los días correspondientes al mismo, aunque, otorgado tal plazo, durante el mismo el empleado dispondrá de una licencia de 6 horas semanales (retribuidas) con el fin de buscar nuevo empleo.

Indemnización. Simultáneamente a la comunicación de la extinción por desistimiento deberá ofrecerse y ponerse a disposición del empleado una indemnización equivalente a 12 días de salario en metálico por año natural trabajado, con el límite de 6 mensualidades.

Cuando en la comunicación de cese por parte del empleador no se respete la forma escrita y/o la simultaneidad en la puesta a disposición de la indemnización, se presumirá que el empleador ha optado por el despido, teniendo derecho el trabajador en tales supuestos a la indemnización establecida para el caso de despido improcedente.

La misma indemnización habrá de abonarse al empleado en los casos de extinción del contrato por voluntad del empleador como consecuencia de un cambio de hogar familiar, o por dimisión expresa del empleado a consecuencia de deficiencias graves en las condiciones de seguridad e higiene en el lugar de trabajo.

[editar] Acción protectora de la Seguridad Social

Con efectos desde el 1 de enero de 2012, el Régimen Especial de los Empleados de Hogar, y a través de un Sistema Especial, quedó integrado en el Régimen General de la Seguridad siéndoles aplicable a aquéllos su sistema de cobertura y protección social con las siguientes particularidades:

1) Contingencias Comunes:

Cobertura por Incapacidad Temporal (I.T):

  • Se amplía el período de prestación por incapacidad temporal en caso de enfermedad común o accidente no laboral, iniciándose a partir del noveno día de la baja, estando a cargo del empleador el abono de la prestación desde el día 4º al 8º, ambos inclusive.
  • El pago de la prestación por IT (tanto derivado de contingencias comunes...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA