Extinción del contrato de alta dirección

Autor:Víctor Santa-Bárbara Rupérez
 
EXTRACTO GRATUITO

La extinción del contrato de alta dirección puede producirse por voluntad del alto directivo, por voluntad de la empresa o por otras causas que contempla el Real Decreto 1382/1985 de 1 de agosto por el que se regula la relación laboral de carácter especial del personal de alta dirección . A continuación se analizan cada una de ellas.

Contenido
  • 1 Extinción del contrato de alta dirección por voluntad del alto directivo
  • 2 Extinción del contrato de alta dirección por voluntad de la empresa
  • 3 Especialidades y normas aplicables en las entidades de crédito
  • 4 Especialidades de los Contratos de Alta Dirección en el Sector Público
    • 4.1 En materia de Indemnizaciones por extinción de contrato.
    • 4.2 En materia de retribuciones
    • 4.3 En materia de control de legalidad
  • 5 Normativa destacada
  • 6 Jurisprudencia relevante
  • 7 Ver también
  • 8 Recursos adicionales
    • 8.1 En formularios
    • 8.2 En doctrina
  • 9 Legislación básica
  • 10 Legislación citada
  • 11 Jurisprudencia citada
Extinción del contrato de alta dirección por voluntad del alto directivo

Desistimiento:

El contrato podrá extinguirse libremente por el alto directivo, y sin sujeción a causa justificativa alguna (desistimiento). En tal caso, la única obligación que compete al trabajador es la relativa al cumplimiento del plazo de preaviso que se haya pactado (mínimo de 3 y máximo de 6 meses).

En el caso de cumplirse el preaviso pactado, el alto directivo tendrá derecho a percibir una indemnización de siete días de salario por año de antigüedad a los que se refiere el art. 11.2, R.D. 1382/1985 tal y como dispone el TS en su Sentencia de TS, Sala 4ª, de lo Social, 22 de Abril de 2014 [j 1].

En caso de incumplimiento, total o parcial, del plazo de preaviso, el empresario tendrá derecho a una indemnización equivalente a los salarios correspondientes a la duración del período de preaviso incumplido por el alto directivo.

El alto directivo no se halla obligado a respetar el preaviso en caso de que resuelva el contrato de trabajo alegando incumplimiento contractual grave por parte del empresario de las obligaciones que como tal le competen en virtud del contrato y de la legislación laboral.

Extinción causal:

1) Por causa de que se produzca una sucesión de empresa o cambio importante en la titularidad de la misma que tenga por efecto una renovación de sus órganos rectores o en el contenido y planteamiento de su actividad principal, siempre que la extinción se produzca dentro de los tres meses siguientes a la producción de tales cambios. Tal extinción opera de forma extrajudicial, por la voluntad del alto directivo, comunicándolo así a la empresa.

2) Por causa de «incumplimientos graves» del empresario que facultan al alto directivo a instar la resolución causal del contrato en los casos siguientes:

  • La falta de pago o el retraso continuado en el abono del salario pactado.
  • Cualquier otro incumplimiento grave de sus obligaciones contractuales por parte del empresario, salvo los supuestos de fuerza mayor.

Indemnización:

En todos estos casos (cuya concurrencia, generalmente, se determina y aprecia mediante resolución judicial), al extinguir la relación, el alto directivo tendrá derecho a percibir la indemnización que para tales casos se hubiera pactado en el contrato, o en defecto de pacto expreso, a una indemnización equivalente a 7 días de salario en metálico por año de servicio con el límite de 6 mensualidades.

Extinción del contrato de alta dirección por voluntad de la empresa

También, en el caso de que radique en la voluntad empresarial la causa extintiva, existen dos vías para llevarla a cabo:

1) El desistimiento empresarial: La simple voluntad empresarial, sin necesidad de causa alguna que la justifique, opera como causa de extinción del contrato del alto directivo . Los requisitos legalmente requeridos para que opere lícita y válidamente esta causa de extinción son:

  • Que esta voluntad extintiva se manifieste y notifique por escrito al alto directivo.
  • El cumplimiento del plazo de preaviso mínimo de 3 meses, o de 6 meses si así estuviera concertado. El incumplimiento, total o parcial, por parte empresarial del preaviso comporta la obligación de satisfacer al alto directivo una indemnización equivalente a los salarios correspondientes a la duración del período incumplido.

2) Despido disciplinario del alto directivo: El contrato de alta dirección también podrá extinguirse por decisión del empresario mediante despido basado en el incumplimiento grave y culpable del alto directivo, en la forma y con los efectos establecidos en el art. 55, TRLET . Debe subrayarse que la decisión extintiva puede basarse, como señala la norma «en cualquier incumplimiento grave y culpable» sin que, necesariamente deba circunscribirse a las causas de despido disciplinario enumeradas en el art. 54, TRLET , sino a cualquier hecho y circunstancia que pueda efectivamente ser calificado como incumplimiento “grave y culpable” del alto directivo con suficiente trascendencia en la relación contractual como para que justifique, en valoración judicial, la procedencia del despido.

La STS nº 591/2016, Sala Social, de 13 de diciembre [j 2] declara que no se exige exhaustividad en la consignación de las conductas imputadas en la carta de despido, sino sólo indicación clara y concreta de las mismas. En el caso enjuiciado, el trabajador tenía un puesto de responsabilidad y se desvió de sus funciones incurriendo en deslealtad o abuso de confianza, lo que constituye causa de despido.

Efectos del despido: si el despido es declarado procedente, la relación del alto directivo se extingue sin derecho de aquél a indemnización o compensación de ningún tipo, salvo que otra cosa se haya pactado en el contrato.

Indemnización: si el despido es declarado improcedente, tendrá derecho el alto directivo a las cuantías indemnizatorias que se hubieran previsto en el contrato, y si nada se hubiera pactado al respecto, a 20 días de salario en metálico por año de servicio y hasta un máximo de 12 mensualidades.

La readmisión del alto directivo cuyo despido haya sido declarado improcedente sólo será posible cuando exista mutuo acuerdo entre las partes en tal sentido, puesto que en caso de desacuerdo se entenderá que procede la indemnización.

Relación laboral común previa “suspendida” por promoción a la especial de alta dirección. Una cuestión a tener en cuenta es que no siempre la extinción del contrato de alta dirección declarado improcedente ha de comportar, exclusivamente, el abono de la indemnización que resulte pertinente según se ha dicho antes, sino que en el caso de que el alto directivo ya hubiera estado vinculado a la empresa por una re­lación ordinaria de trabajo que hubiera quedado «suspendida» por su acceso a las labores de alta dirección del trabajador, éste, además de la percepción de aquella indemnización tendrá la opción (el derecho) de reanudar la relación laboral de origen con la empresa.

3) Otras causas de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA