Concepto, clases y generalidades del despido disciplinario

Autor:Víctor Santa-Bárbara Rupérez
 
EXTRACTO GRATUITO

El despido es la extinción del contrato de trabajo, por voluntad unilateral del empresario , fundada en un incumplimiento previo, grave y culpable de las obligaciones que al trabajador competen en la relación laboral. Nos hallamos ante una figura extintiva del contrato típica y genuina del ordenamiento jurídico-laboral pues ningún otro contrato que no sea el de trabajo puede extinguirse mediante la institución jurídica del “despido”.

Veremos aquí la conceptuación, clases y generalidades del despido disciplinario:

El art. 49.1 letra k) Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores (TRLET) se limita a consignar que:

«El contrato de trabajo se extinguirá por despido del trabajador».

Aquello que legalmente deba entenderse por despido, las causas que lo amparan y justifican, y sus requisitos formales y efectos, se regula en los arts. 54 al 56, TRLET y, en los arts. 102 al 113 Ley 36/2011, de 10 de octubre, reguladora de la jurisdicción social (LRJS) , en lo referente al procedimiento jurisdiccional que pueda generar aquella decisión empresarial.

Así, el despido, a tenor de lo que dispone el art. 54.1, TRLET , es un medio de extinción del contrato de trabajo por decisión empresarial basada en un incumplimiento grave y culpable de los deberes del trabajador en relación al contrato.

Contenido
  • 1 Clases de despido disciplinario
  • 2 Causas de despido disciplinario previstas en el TRLET
  • 3 Jurisprudencia destacada
  • 4 Ver también
  • 5 Recursos adicionales
    • 5.1 En formularios
    • 5.2 En doctrina
    • 5.3 Esquemas procesales
  • 6 Legislación básica
  • 7 Legislación citada
  • 8 Jurisprudencia citada
Clases de despido disciplinario

Desde una perspectiva exclusivamente práctica, hay que diferenciar:

1) Los despidos de régimen común, a los que son aplicables las prescripciones generales sobre la materia contenida en el TRLET .

2) Los despidos con régimen especial, entendiendo por tales aquéllos a los que se aplican normas o disposiciones no enteramente coincidentes con el régimen común.

Esta distinción deriva de la necesidad de dispensar una especial protección a unos determinados trabajadores en unos casos o, simplemente de la consideración de las características especiales que se dan en algunas relaciones contractuales y que, por ello, requieren un tratamiento específico en otros casos. A su vez, los despidos con régimen especial, podemos subdividirlos:

  • Despidos con régimen especial en cuanto a sus requisitos formales y efectos, así normados en atención a la calidad o condición del sujeto destinatario del mismo, cuando éste sea un delegado de personal, miembro del comité de empresa o delegado sindical o cuando, habiendo dejado de serlo, se encuentre todavía dentro del período de protección adicional de un año, que resulta del art. 68.c), TRLET .
Causas de despido disciplinario previstas en el TRLET

Configurado el despido en la forma en que lo hace el art. 54.1, TRLET , como resolución del contrato por incumplimiento, es claro que la decisión extintiva del empresario ha de basarse siempre y, en todo caso, en una conducta incumplidora por parte del trabajador o, dicho de otro modo, en la concurrencia de unos hechos a los que el empresario atribuye el carácter de incumplimiento de los deberes y obligaciones que al trabajador competen en la concreta relación de trabajo que se propone extinguir.

Otra cosa será que los hechos que determinaron al empresario a despedir, puedan o no ser acreditados y probados ante el Tribunal llamado a conocer del asunto, e incluso que, probados, sean o no estimados de gravedad suficiente por el Magistrado de Trabajo, a efectos de calificar el despido de procedente o improcedente. Lo relevante a destacar es que el despido disciplinario regulado en el TRLET es siempre un «despido causal»: el empresario ha de sustentar la decisión de despido en unos hechos, a los que atribuye el carácter de incumplimiento de obligaciones derivadas del contrato de trabajo. Sería el caso contemplado en la Sentencia nº 272/2017 de TSJ Murica, sala de los osicla, 8 de marzo de 2017 [j 1] en la que se obliga a readmitir o indemnizar al trabajador despedido porque las causas alegadas en la carta de despido no se consideran faltas muy graves.

Así considerado, la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA