Concepto y causas de la suspensión del contrato de trabajo

Autor:Víctor Santa-Bárbara Rupérez
 
EXTRACTO GRATUITO

La suspensión del contrato de trabajo significa que los efectos básicos del mismo dejan de producirse temporalmente, como consecuencia de determinadas circunstancias o causas de suspensión.

Contenido
  • 1 Concepto de suspensión de contrato de trabajo
  • 2 Causas de suspensión del contrato de trabajo
    • 2.1 Suspensión del contrato de trabajo por mutuo acuerdo de las partes
    • 2.2 Causas de suspensión del contrato de trabajo consignadas válidamente en el contrato
    • 2.3 Suspensión del contrato de trabajo por Incapacidad Temporal de los trabajadores
    • 2.4 Suspensión del contrato de trabajo por maternidad, paternidad o riesgo durante el embarazo de la mujer trabajadora y riesgo durante la lactancia natural de un menor de 9 meses, y adopción o acogimiento, tanto preadoptivo como permanente o simple, de menores de seis años o menores de edad que sean mayores de 6 años cuando sean discapacitados o con dificultades de inserción social
    • 2.5 Suspensión del contrato de trabajo por cumplimiento del servicio militar o la prestación social sustitutoria
    • 2.6 Suspensión del contrato de trabajo por privación de libertad del trabajador mientras no exista sentencia condenatoria
    • 2.7 Suspensión del contrato de trabajo por razones disciplinarias
    • 2.8 Suspensión del contrato de trabajo por fuerza mayor temporal
    • 2.9 Suspensión del contrato de trabajo por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción
    • 2.10 Excedencias
    • 2.11 Suspensión del contrato de trabajo por ejercicio del derecho de huelga y por cierre patronal de la empresa
    • 2.12 Suspensión del contrato de trabajo por razones de violencia de género
  • 3 Jurisprudencia aplicable
  • 4 Notas
  • 5 Ver también
  • 6 Recursos adicionales
    • 6.1 En formularios
    • 6.2 En doctrina
  • 7 Legislación básica
  • 8 Jurisprudencia citada
Concepto de suspensión de contrato de trabajo

Mediante la suspensión del contrato, las obligaciones básicas del contrato de trabajo, la prestación del trabajo y el pago del salario , cesan de manera provisional, sin que se extinga el contrato .

Esta «no extinción» del contrato, comporta con carácter general, entre otras cosas, la pervivencia de unas obligaciones no principales, pero sí importantes dentro de la relación laboral. Por parte del empresario , la obligación –implícita la mayor parte de las veces–, de respetar el derecho a la reserva del puesto de trabajo del empleado cuyo contrato se halla suspendido. El trabajador tiene derecho, según sea la causa motivadora de la suspensión, o bien a la reincorporación efectiva en su puesto de trabajo en las mismas condiciones existentes con anterioridad a la suspensión, o bien a una preferencia en el reingreso en la primera vacante de su categoría profesional que se produzca en la empresa, todo ello una vez haya cesado la causa que produjo la suspensión y se dé ésta por finalizada.

Por parte del trabajador, pervive durante la suspensión todo el cúmulo de obligaciones, algunas ciertamente bastante etéreas, que configuran el genérico deber de buena fe contractual que conlleva que el trabajador deba observar la misma actitud en los asuntos profesionales, y relativos a la empresa contratante mientras su contrato se halla suspendido, en igual forma como si efectivamente se hallara prestando sus servicios, como podría ser la existencia de un pacto de no concurrencia entre empresas del mismo sector de actividad o a la mera revelación de secretos industriales o estratégicos.

Puede afirmarse, pues, que la suspensión incide y afecta a la ejecución de las prestaciones básicas del contrato pero no a la permanencia y plena vigencia del vínculo contractual como tal.

Los efectos concretos de tal interrupción (al margen de las recíprocas dispensas de prestar el servicio y la remuneratoria empresarial) sobre la ejecución del contrato dependen, en cada caso, de las previsiones legales vinculadas a cada una de las causas de suspensión contempladas legalmente, así como la subsistencia o no de las obligaciones empresariales de mantener la cotización a la Seguridad Social durante el tiempo por el que se prolongue aquélla.

Causas de suspensión del contrato de trabajo

El Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores (TRLET) menciona –no con carácter cerrado– toda una relación de «motivos» o «causas» de la suspensión del contrato. Quiere ello decir que, conforme señalamos más adelante, las partes por sí (o mediante la negociación colectiva) pueden establecer libremente nuevas causas de suspensión y señalar para ellas los efectos que tengan por conveniente siempre que, por supuesto, respeten en tal regulación de las nuevas causas se suspensión autónomamente establecidas, los mínimos de derecho necesario establecidos en las normas positivas y no incurran, al establecer y regular aquéllas, en fraude de ley.

Encontramos una relación de causas de suspensión del contrato de trabajo en los ( arts. 45, 46 y 47, TRLET ).

Obedecen dichas causas a distintos motivos y circunstancias. Procederemos seguidamente a su análisis y consideración.

Conviene, sin embargo, no perder de vista que mediante Convenio Colectivo o Pacto Individual puede establecerse una regulación distinta –en cualquier caso siempre habrá de mejorar la prevista legalmente y no atentar contra mínimos de derecho necesario– que podrá hacer variar más o menos sustancialmente el régimen o consecuencias de las causas de suspensión que analizaremos en el presente Capítulo.

Se establecen como causas de suspensión:

Suspensión del contrato de trabajo por mutuo acuerdo de las partes

Trabajador y empresario pueden llegar a un acuerdo, una vez vigente el contrato, para suspender el mismo. El acuerdo de suspensión tendrá el alcance que ellos mismos decidan, siendo conveniente, a todos los efectos, que aquél se documente por escrito. De esta forma, los efectos de la suspensión quedarán configurados al arbitrio de las partes, teniéndose en cuenta las disposiciones legales de carácter necesario y convenios colectivos, así como los derechos irrenunciables del trabajador. Pueden pactarse, por ejemplo, compensaciones económicas por durante el tiempo de la suspensión, sin que éstas –al no tener la legal consideración de salario por no responder a retribución alguna de servicios– deban ser objeto de cotización a la Seguridad Social. También puede pactarse la reserva o no del puesto de trabajo para cuando finalice la causa de suspensión, atendiendo a que ello no será posible si se incide en una causa o supuesto para el que legal, convencional o reglamentariamente sí se prevea efectivamente la reserva de puesto de trabajo.

Causas de suspensión del contrato ...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA